Enajenación fascista hierve mierda en la idiosincrasia chilena.

Aquellos que sometidos a sus estereotipos socioculturales reciben en la caeza el caldo hirviente de aquel recelo chileno costumbrista, que se extiende a lo más profundo de nuestros genes proclives a la dominación constante de otras culturas, ya sean estas Incas, Españolas o Americanas, establecen la masa pensante, hermética e heurística dentro de la cual mi comentario se extiende como una eclipse de análisis, disertación y producto, a ser introducido por los anos de aquellos referidos anteriormente sin referente. Solo para que usted piense que no es usted cuando me refiero a usted. En este ardid referencial se oculta la profundidad del presente comentario subjetivo.

Para comenzar, tenemos que hacerlo bajo la estimación sabia de aquel que desea observar lo mas denso de la mediocridad chilena. Aquella que por costumbre más que por ánimo nos invita a conjeturar acerca de nuestros pares basándonos en características vagas, pensando que, por la aceptación que tiene el comentario agresivo en el pan de cada día, este es no solo certero, sino además conciliador que tiene aquella voz masiva de la cual, e irónicamente , no nos sentimos parte

Nuevamente manifiesto mi presencia nuevamente, frente a esta máquina, y conecto comunicación por medio de texto, palabras cohesionadas en posiciones funcionales, las cuales enmarcan mi percepción.

Y es de mi incumbencia y competencia a referirme en cuanto a la enajenación fascista que ha cautivado las mentes del Chileno medio. Medio ahueonado por la sobrexposición a los medios obnibulantes que se vierten desde diversos flancos en su cara. Este conjetura juicios sobre los subgrupos étnicos que componen nuestra fauna nacional. Vamos entonces rotulándolos y estereotipándolos hasta que piensen que realmente somos así.

Vamos a ver cuando entonces se cerrarán las alamedas para instalar a nuestro queridos dictadores en tronos blanqueados. Que vengan aquellos prometidos por Dios para gobernarnos y escupámosle en la cara. Sálvate solo y se feliz, que nadie se sentirá en Chie cual amigo cuando es forastero, y que los esteros de mierda se desborden en hedor y pesar para todos nosotros, amen.

Comenta!:

Blogger Fiestoforo dijo...

excelente exposición de los profundos cánones de la belleza y el desosiego. pero como no todo es salamero comentario, debemos decir que eventualmente se impuso la cordura de un beso dado con desgarro en la raja de la luna, es decir como dijo el maestro zen, la realidad es viento en el cielo y nube en la ja-rra.
o algo así...

9:08 p.m.  
Publicar un comentario

<< Pa la casa!