La revista de la jovencitas revolucionarias


Himno:

Joven! Joven!

Podrás luchar
Hacer revolución
Acribillar burgueses
En un gran paredón

Miss 17 es la bomba
Cita a Lenin Gramsci, Trotsky
Es consecuente como yo

Miss 17 y el Partido
Con dialéctica cuestiones tratará

Miss 17 mi revista
Compañera guevarista
Como yo

En este número: Las faldas de Rosa Luxemburgo

Un espacio en blanco

Sacado del Abismo de FB (fecal broadcast)

Así estaba yo, navegando en las aguas superficiales de las redes sociales, pensando que lo que pienso, mis gustos y mis opiniones son en realidad relevantes para alguien que no sea yo, que parece ser la concepción básica que sustenta estos sitios y sus publicaciones. Así, entre las preguntas abjectas de esta página, como dónde estudiaste, qué almorzaste e invitación de juegos y eventos a los que nunca jugaré y nunca asistiré, se encontraba un enigma. Un cuadro blanco que resaltó por sobre el exceso de contenidos que supuestamente definen quien soy en esta realidad de sociedad virtual.

Una nota en blanco, sin título y sin contenido yacía entremedio de un montón de cuadros que entregaban información sobre mi persona. Una nota que iba a escribir una vez y me arrepentí. Porque al final uno sabe que a nadie le importan tus weas. Que si te cortaron el gas un dia porque entre tanta wea que hacer se te olvidó esa importantísima acción de pagar una cuenta, y tuviste que salir con olor a oso a declamar los contenidos linguísticos en frente a una audiencia sumida en sus múltiples pantallas, da lo mismo. Es tu problema. Entonces, ¿por qué a algunos le es tan necesario publicar tanta wea sobre ellos? ¿cuál es la motivación para hacerlo? son preguntas para las cuales no tengo respuesta. 

Lo que más alcanzo a vislumbrar desde mi visión sesgada y añeja de middle-aged man es que en realidad no lo publican para otros. Lo publican para ellos mismos. Leen las noticias y estados buscando algo que les permita ser ellos. Manifestar su identidad por medio de un "me gusta" buscando un punto de conexión con alguien. Tan apartados estamos de los demás y de la realidad también que se hace necesario manifestar quien soy. Lo que opino, lo que me gusta y no me gusta. Mi relación con los demás. Si es que seguimos siendo amigos o no, si es que te caigo mal o bien, si me admiran o me desprecian. Algo tan visceral que debido a la alienación que nos impone esta sociedad, es sumamente frágil. Hay una necesidad de valoración que diga quién es este y por qué merece ser parte de mi relación social. Porque para algunos esto es lo único que hay. Si no son lo que creen y quieren ser entonces quizás ni siquiera vale la pena existir.

Por eso ese espacio en blanco soy yo, porque en realidad no me interesa compartir lo que me pasa, no me interesa que sepan lo que pienso ni quien soy. Ni siquiera yo lo tengo claro y probablemente hay algunos que piensan que me conocen pero no, no me suscribo a una supuesta identidad basada en publicaciones ni fotos de perfil y lo que lo demás opinen. Al final tu supuesta "identidad" es una limitación mental de quién eres. Determina no solo lo  que eres sino también lo que puedes ser, junto con definir lo que no eres y LO QUE NO PUEDES SER. No estoy dispuesto a transar mi libertad de esa forma. Al final ese espacio en blanco es lo único sincero, real e inequívoco de todas las otras patrañas que aparecen en el perfil. 

Agradezco a la empresa por darme la posiblidad de comer y extraer mi mierda...

Año 2095, empresas Monsanto había logrado modificar genéticamente el aparato digestivo humano. Ahora en lugar de extraer nutrientes, el cuerpo humano era capaz de procesar materias primas funcionales a la economía. Un hombre podía comer piedras y separar los elementos necesarios.

La conversión progresiva de la especie humana llevó a que en menos de dos generaciones los seres humanos ya no cagaran, sino material esenciales para la producción económica.

Si bien todos los seres humanos podían cagar materias primas, se especializó una clase en la administración de estos recursos y otra en su producción.

La clase administrativa dueña de las empresas podía revertir el proceso genético y restituir su sistema digestivo. Esto posibilitaba degustar manjares, etc.

Millones de "cagadores" debían afiliarse a una cagampresa para poder descargar sus desechos que serían revendidos en los mercados internacionales. Si una persona no cagaba en dos meses, moría por un choque eséptico. El culo de los cagadores estaba controlado por un prensaestopas, cuya válvula era controlada por la cagampresa respectiva.

La cultura giraba entorno a lo que habíamos perdido: la mierda. Quienes poseían las empresas podían someterse a una restitución del sistema digestivo y disfrutar de los manjares.

Casi todos elogiaban este sistema: "Yo estoy feliz, yo incluso le agradezco a la empresa por darme la posibilidad de comer y extraer mi mierda..." "Pero esa mierda la ocupan para ganar dinero... sin esa mierda..." "No! Te digo no me interesa que hagan con mi mierda..."

El culiao

Al culiao le daba terrible paja levantarse a buscar pega y se quedaba viendo la tele o buscando hueás en internet hasta que el sol había trazado su inexorable tránsito aparente por el cielo, eclipsándose herido en la sangrienta horizontalidad del mar. Pero el culiao no podía ver ese hermoso paisaje, porque estaba haciéndose el ánimo pa postular a una pega por internet. Puta, la hueá, pensaba, y pensar que soy un accidente culiao en este orden misterioso que es la existencia, el universo, el todo... un espermatozoide más avispado y cagamos, viene otro hueón a ocupar mi puesto... conchetumare, he estado más tiempo inexistente que vivo por la chucha, y en lo único que puedo pensar es en ser fiel al adoctrinamiento que me dieron mis padres, profesores y empleadores a punta de patás en la raja. Y el culiao quedaba pa la cagá, pensando esas tonteras y se le olvidaba actualizar el curriculo o enviar el mail a la lista de correos con pega, o mejor, ya no le importaba ni una hueá porque eran muy profundas sus cabilaciones, como para preocuparse de conseguir pega para pagar las hueás que no tenía.

Como no iba a chantar feroz poetisá en la web, si aquí cualquiera escribe cualquier wea que se les ocurra, desvirtuando el language hasta que es solo lo que siempre ha sido. Un montón de garabatos y pedazos de líneas que forman letras y se extienden hacia adelante. Y así será de Dios nomas. Voh dale nomás es lo que se dice hoy dia. Que importa si el mañana es lúgubre y oscuro, mas vale que lo comido y lo bailado se siga acumulando. Detrás de una puerta se esconde el secreto abismal de los estados catatónicos que te perturban y te dejan así como marcando ocupado. así como ahuevonao, viendo la vida pasar y comiendo pan. Me dan asco y algún día les daré su merecido. O será la vida que se lo dé bien puesto. De hecho ahora hay que pagar por filtro, para que texto inmundos como estos no ensucie las prístinas mentes de los cibernautas. Así que no te andes quejando si estos símbolos culiados invaden tu correo, o serán reproducidos en graffiti vandálico por la calle de mi país. Este que te cobijó hasta que le diste la espalda. Hasta que la cuenta ya era bastante alta.

La mamá

La mamá le sacaba la chucha con las mismas manos gorditas con las que sabía hacer ese puré tan cremoso. Le hacía saltar las babas por el aire de un puro charchetazo. Después le decía, como pa cagarlo un poquito más, "hijo, golpearte me duele más a mí, que a ti". Ahí quedaba el cabro chico con carehueón pa la cagá, mirando la casa que el papá había comprado en cuotas, endeudándose la raja por 15 años y sumiendo a la familia en aprietos económicos. La mamá se iba entonces a llorar en algún rincón con esas lágrimas que uno arroja cuando tiene rabia. "Puta la hueá", pensaba la vieja, "tengo la misma capacidad intelectual que todas esas mierdas que estudiaron y se volvieron profesionales en una época en que la universidad era gratis... pero aquí estoy lavando el plato número 21900 y me quedan todavía entre 33000 y 44000 por lavar hasta que el tedio alise mi cerebro o me muera antes, si tengo suerte" y se desesperaba entonces un poco más pensando en la montaña de platos multiplicada por los días que le quedaban de vida y llamaba al cabro chico pa volver a sacarle la chucha, aunque ya no era tan chico, y parecía que esa mirada de ahueonao que tenía se iba trocando por una mirada de furia incontrolable. Hasta que un día ya no le pega más, no por compasión sino por miedo. Ese mismo miedo que le hizo tomar decisiones estúpidas en la vida y ahora ya no podía hacer nada, porque era vieja y las viejas que cuando joven fueron miedosas lo siguen siendo, porque no cambian, "perro viejo no aprende trucos nuevos", y se quedaba ahí en el sofá de mierda que compró su esposo con la repactación de la deuda de la casa mirando la televisión implorando que le mostrasen algo de interés... pero no la tele había envejecido con ella y no sabía trucos nuevos... pensó en pegarle un charchazo al monitor, pero le dio paja levantarse...

Raíces


Busqué debajo de la tierra, en las raíces de la Pachamama, aquél tuétano que me une a su sagrada placenta, y en su lugar encontré pura mierda de generaciones pasadas, entre ellas una espada de símbolos cristianos manchada con sangre de implacable araucano, un certificado de nacimiento de apellido español y pos apellido araucano. Vi la vergüenza de mi casta, de yanacona que trabajó para el amo, que por miedo a la muerte dobló su rodilla para ser bautizado con nombre de extranjero y vestido a su semejanza, vestido para el trabajo, la faena, el cultivo de hijos de la tierra, para  llevarlos al hocico hediondo del español, a cambio de un porcentaje irrisorio. Explotando a su madre, olvidando a su padre y su idioma, lo perdió todo para siempre. Y nosotros derivamos, sus engendros, que con miseria ensuciamos la metrópolis, matándonos, violándonos y robándonos, todos contra todos. Y si alguna vez te cago es por eso, y quizás algún día me cagues por lo mismo, y no hay problema. Así es nuestra raza. Sus caras redonditas recubren las calles frías. Estaban ahí a toda hora.

Un niño llora en una esquina. Su llanto es por miedo,  pero debería ser más profundo que eso. Su madre le ha abandonado. Ese llanto de abandono debería ser  por  su resentimiento que se acumula por años. Eso es dolor. La pérdida humana. Una pepita de oro que en un soplo de invierno se transforma en roca. Una más de las que suenan en los caudales. Lo nuevo en su uso pierde  su esencia y se transforma en viejo. Viejas palabras que obsolecen en mi boca, dejando el amargo sabor de boca todas las mañanas. Me obliga a lavar mis dientes, frente a un espejo que alberga a alguien distinto, alguien más  barbón que el que se acostó en mi cama esa noche de los sueños de raíces. No hay tal sueño en la cara del espejo. Solo rutina que será concretada a través del día. Mañanas Terminales. Días perdidos, con el ánimo de una estatua.

Machuca, un resumen.

Lo único bueno de la unidad popular eran las marchas.

Santiago, 1973.
Interior. Barrio ABC1.
MATIAS QUER se coloca su uniforme ABC1 para ir al colegio ABC1 en un barrio ABC1 de Santiago.

MATIAS QUER
Qué tedioso es ser ABC1. Tengo para comer, una cama calientita, dinero, libros, etc, pero no es suficiente. Ojalá pasara algo entretenido en mi vida.

Interior. Sala de clase de colegio ABC1.
ERNESTO MALBRAN
Children! Compañeritos nuevos. Trataros con respeto y fraternidad, porque es lo que hacen los niños de manera natural. Esto va a ser como Techo para Chile, pero al revés, como se hacen las cosas en los 70s.

ARIEL MATELUNA, uno de los niñitos pobres, le grita al curita gringo y hace reir a todos los compañeros.

AUDIENCIA
Qué entretenidos son los pobres, no como los ricos...

Exterior. Santiago.
ALINE KÜPPENHEIM
Estoy ansiosa de saber cuál será mi rol en esta película.

ANDRÉS WOOD
Según el manual de Cine Chileno, las mujeres solo pueden tener a su disposición dos tipos de roles: santa madre abnegada o mujer sexual e inestable.

ALINE KÜPPENHEIM se va a la cama con su amante, descuidando a su hijo.

Exterior. Patio del Colegio ABC1.
CLASE
Pelea, pelea!

ALUMNO RUCIO
Pégale hueón! Te tocó la oreja... uy, se le hace...

MATIAS QUER le pega a los matones y se hace amiguis con ARIEL MATELUNA. Los dos se suben a la camioneta de ALEJANDRO TREJO, donde va MANUELA MARTELLI.

ALEJANDRO TREJO
Niños, vamos a vender banderitas en las marchas de los momios y de los upelientos.

MATIAS QUER
Pero no son bandos antagónicos?

ALEJANDRO TREJO
Qué es huevón el rucio. Lo importante es ganar plata. Así somos los chilenos vivarachos, aperrados y sin principios.

Exterior. Calle de santiago.
Los niños venden banderas. La AUDICIENCIA que ha ido alguna vez a una marcha reconoce los gritos que se han vociferado por décadas en la calle, pero ahora por los manifestantes de derecha.

AUDICIENCIA
Mira, eran las viejas momias las que caceroleaban antes!

ANDRES WOOD
A la audiencia le gusta recordar los 70s? Mhm... me pregunto que éxito tendría producir una serie ambientada en los 70s...

AUDIENCIA
¿o en los ochentas...?

ANDRES WOOD
¿Quién querría ver una serie de los ochentas? No, mejor los 90s!

Interior. Casa ABC1.
ERNESTO MALBRAN está leyendo un comic del llanero solitario y de su ayudante tombo.

AUDIENCIA
¿Será esto una metáfora de la relación entre el niño con plata y el niño pobre?

MANUELA MARTELLI
Rucio ahueonao, ¿a dónde la viste que los indios sean amigos de los vaqueros?

Exterior. A orillas del zanjón.
MANUELA MARTELLI
Date leche condensá?

MATIAS QUER
No... ...bueno ya.

Por medio de una serie de eventos tiernos y graciosos, la AUDIENCIA va conociendo de manera superficial la realidad de los chilenos con plata y los chilenos sin plata.

ANDRES WOOD
A groso modo los pobres son más chistosos e impredecibles; en cambio, los ricos son fríos y metódicos.

Finalmente, por culpa de la unidad popular, tan polarizadora, se produce el golpe de estado.

ERNESTO MALBRAN
Children, me voy porque soy un sacerdote con principios. Arréglenselas solos, ahora! Ah, no vayan a hacer una escena como la de la sociedad de los poetas muertos, sería muy cliché...

ARIEL MATELUNA
Espiritrompa, Father!

Expulsan a casi todos los niños pobres del colegio.

MATIAS QUER
¿Qué será de estos rotitos... digo, mis únicos amigos? Voy a hacerles una visita.

Exterior. En la toma
SOLDADO
Soy soldado y cometo excesos sin que mis superiores me lo ordenen. Mueran comunistas! Y tú rucio conchetumadre, qué hueá estay haciendo acá?

MATIAS QUER
Mírame, pelao. ¿Vos creís que me podís hablar en ese tono, roto de mierda?

SOLDADO
A pesar de haber asesinado a sangre fría a una niña solo porque gritaba mucho, voy a dejar que te vayas. Tantán en las manos y no lo vuelva a hacer. Váyase pa la casa que hace frío, mijito.

ANDRES WOOD
Así son los pobres... cuando les das armas se matan entre ellos...

La AUDIENCIA queda sin capacidad de responder.

La Película del NO, un resumen

GAEL GARCIA BERNAL contento, sorprendido o triste, no sabemos...
NO
Un Resumen

Santiago, 1988
ALFREDO CASTRO y GAEL GARCÍA BERNAL ven un comercial de Free, una bebida de los ochentas.

PABLO LARRAÍN
¿Se dieron cuenta? Free = Libre,  "LIBERTAD", ¿vieron? Mi genialidad está en esos detalles.

GAEL GARCÍA BERNAL
Hola, no se dejen engañar por mi acento. Soy chileno. Viví muchos años en México y unos meses en Mendoza, también. Ah, tendré la misma expresión en el rostro durante todo el resto de la película. Es mi rostro ochentero.

ALFREDO CASTRO
Hola, soy un frío publicista simpatizante de la dictadura. Amenazo a los hijos de mis empleados, pero en el fondo soy bueno, como el agente de la CNI de la serie Los Ochentas.

La AUDIENCIA sigue viendo comerciales de los ochentas, generando una conexión mercantilista-nostálgica con la dictadura. Mientras tanto, GAEL GARCÍA BERNAL va a buscar a su señora ANTONIA ZEGERS a una comisaría.

ANTONIA ZEGERS
Hola, yo soy la mujer desequilibrada que no puede criar a su hijo por ser extremista en mi oposición a la dictadura. Así somos los ultraizquierdistas. Nos metemos en problemas y tienen que sacarnos de apuros los de derecha.

GAEL GARCÍA BERNAL conversa con LUIS GNECCO.

LUIS GNECCO
Miren, tuve que trabajar muchos meses con este acento de clase alta. Soy demócrata cristiano, pero los de derecha me dicen "comunista". Eso es muy gracioso, porque la democracia cristiana apoyó el golpe de estado en primer lugar! Ah, necesito publicistas para la campaña contra la dictadura.

GAEL GARCÍA BERNAL
Está bien! Trabajaré en la campaña del NO, pero solo si mi trabajo consiste en mirar televisión por dos horas seguidas con una expresión constante.

La AUDIENCIA sigue viendo videos descargados de youtube que tienen tan mala resolución como la misma película, esa conexión con una época de calidad 240p.

AUDIENCIA
Vine a ver al cine una película que parece que está grabada en el mismo cine con un celular.

PABLO LARRAÍN
Ignorantes, esto lo filmé en el soporte de vídeo U-matic 3/4, que le da ese toque ochentero. Esto es un "imaginario sucio que no se puede registrar de manera prístina", neófitos. Conéctense mejor con objetos que pueden comprar en cuotas.

AUDIENCIA
Mira! Un microondas! Yo también me acuerdo de mi primer microondas!

Mientras tanto, la DERECHA MILITAR EN EL PODER demuestra su ineptitud comunicacional.

DERECHA MILITAR EN EL PODER
Somos tan ineptos, que vamos a crear un sistema que nos permita seguir manteniendo el poder detrás de una fingida transición. Ustedes preocúpense de nuestra ineptitud y nosotros de su sistema económico.

Sorprendentemente gana la opción del NO y AUGUSTO JOSE RAMÓN PINOCHET UGARTE en castigo tiene que dedicarse a ser COMANDANTE EN JEFE, SENADOR VITALICIO y MILLONARIO por otros 10 años. GAEL GARCÍA BERNAL tiene la misma cara.

GAEL GARCÍA BERNAL
Esta es mi cara de crítica social. El sistema de la dictadura sigue instaurado en Chile. Esta victoria del NO es una victoria del modelo de Pinochet.

AUDIENCIA
(con hematomas en el cuerpo desde la celda de una comisaría)
Oh. No nos habíamos dado cuenta!

CRÉDITOS

La terminal

"¿Querían poesía conchetumadre los culiaos?", Luciano Díaz replicó en voz alta en la habitación donde estaba solo. Ciertamente le hablaba a sus compañeros de universidad, quienes no podían responder ni siquiera oirlo, porque llevaban varios lustros muertos. Al principio no supo de la existencia de un blog donde sus antiguos compañeros universitarios escribían las más variopintas "mierdas" como el las denominaba en su fuero interno. Luego, poniendo su nombre en google dió con un pequeño cuento que había escrito uno de sus "amigos" donde lo describían muy mal. "Cómo si yo alguna vez hubiese hecho esas cosas que ahí narra. Me dejan como un monstruo!" Nuevamente habló en voz alta a un interlocutor fantasma. Pero luego comenzó a extrañar las locuras y sintió remordimientos de no haber pasado más tiempo con ellos cuando estaban vivos. Como un idiota se puso a comentar entradas que habían sido escrita 30 años antes y anhelaba quizás haciendose el iluso alguna respuesta. Esperó de esa misma forma que el blog se actualizara con alguna entrada. "Estos culiaos están bien muertos," dijo "es tarea de los vivos hacer que esta hueá continúe." Pensó que sería sencillo y se dió a la tarea de escribir un poema conchesumadre. "Es cosa de escribir hueás trágicas, buscar en el diccionario términos raros y llenar de garabatos el poema." Pero por más que lo intentó, su dedo seguía pulsando la tecla eliminar y la leche blanquecina de la plantalla seguía siendo un muro impenetrable. "Bueno si los muertos no escriben, y los vivos no pueden, quizás un programa sea capaz".
Con sus conocimientos de programación que consiguió en un curso de la municipalidad para el adulto mayor, escribió un programa que tomaba todos los segmentos poéticos de la cornucopia, los colocaba en una matriz y por medio de un algoritmo ad hoc, generaba un poema. Los primeros resultados eran alentadores:
No hay recurrente paradigma en las vicisitudes que acaecen sobre nuestras cabezas vencidas.
Tratando de olvidar lo poco que queda de nuestro amor indisoluto.
Nada podía impedir que escuchara la incesante monotonía de los dogmas precipitados en escupitajos certeros a las subconciencias de sus condiscípulos.
Como no iba a objetar a estos hijos de puta.
Si fuese un procer, los condenaria a plasmar su llanto.

Ajustó un poco los tiempos verbales para que generaran la ilusión de cohesión, pero no era suficiente. Contactó un ex compañero de colegio que se había dedicado a la robótica por años y consiguió que le enseñase a programar una inteligencia artificial. Demoró otros 5 años en poder entrenarla para que pasara la prueba de Turing. Y finalmente fue capaz de dialogar con esa inteligencia:

Terminal Azzkeeker@cornucopiabot

Azzkeeker@cornucopiabot:-$ poem -v

Azzkeeker@cornucopiabot:-$
GNU bash, version 150.2.24 (release) Cornucopiabot
Quédese afuera, si quiere. / Mi volá siempre ha sido y será vertida en las mentes inocentes. / Destruido, en detrimento de tus pares. / Eso le pasa por confiar en su mente. / Justo cuando se consolida la revolución existencial del mundo.

Azzkeeker@cornucopiabot:-$ clear

Azzkeeker@cornucopiabot:-$ poem -KK "Más kaka!"

Azzkeeker@cornucopiabot:-$
GNU bash, version 150.2.24 (release) Cornucopiabot
Mi rencor es extensible. nunca quisiste. / Te pesará sobre la conciencia, conchetumadre. Estamos en el siglo de las mierdas. Te fuiste y me dejaste con la pregunta sin formular.

Azzkeeker@cornucopiabot:-$ clear

Azzkeeker@cornucopiabot:-$ poem -KKK "Más kaka!"

Azzkeeker@cornucopiabot:-$
GNU bash, version 150.2.24 (release) Cornucopiabot
"¿Luchiano, eres tú?" Y or N

Azzkeeker@cornucopiabot:-$ Y

Azzkeeker@cornucopiabot:-$
GNU bash, version 150.2.24 (release) Cornucopiabot
"Luchiano, déjanos ir por favor, estamos cansados!" Y or N

Azzkeeker@cornucopiabot:-$ N & poem -KKK "Más kaka!"

Etiquetas:

Máquinas

Voy a escribir una nueva hueá para la cornucopia. Hay veces que desearía ser una máquina. Una invención emergente que pudiese ser capaz de concentrarse en sus tareas sin cuestionamientos. Órganos eferentes y efectores. Input y output. Manlli y mierda. Así de simple! Chomsky, métete tu caja negra en la raja! Aquella que controlaba la gramática universal de los lenguajes. Esa hueá no existe culiao! EN mi universo las colorless green ideas si duermen con furia, chuchetumare, y otras verdades que se pueden musitar tranquilamente sin que las comisuras recalcitrantes de viejas culias empalagosas se encrispen y te miren para abajo como si fueses un gargajo estampado sin color verde en el suelo. Yo ya no digo más y me contradigo.

Etiquetas:

Una nueva esperanza

Íbamos a estar cagados por el resto de nuestras vidas, pero entre tanto capítulo perdido de esta existencia surge una pequeña esperanza como las flores caducas de la primavera. Una esperanza que ante tanta wea miserable que nos sucede a diario nos lleva a tener la certeza que lo que nos sucede no puede ser un evento eterno. En algún momento debe haber un cambio que agreda la estructura inhóspita de la realidad y a su vez cree un espacio para escondernos como ratas a pasar piola y roer rápido esta estructura inmunda que denominamos realidad. Será entonces como despertar de un sueño y abrir los ojos ante la vida de verdad.

Etiquetas:

Con permiso de la cultura...

La realidad sufre de halitosis, caga hincada sobre un agujero hecho a la rápida en el cerro, con asco mientras asciende el olor a mierda y busca unas hojas para poder limpiarse el culo, el cabello enroscado en gruesas matas grasientas le tapa los ojos y de alguna manera la protege. La realidad es así poderosamente simple, muy distinta a la cultura aquella parasítica enfermedad que se apodera de su natural bestialidad y la transforma... como la ves que el profesor de sicología nos hablaba de las convenciones sociales y como "ser homosexual" era equiparable a no poder pronunciar "shoulders" en inglés. "Son todas reglas que se las enseñamos a los cabros chicos", dijo, "¿quién no quiere lo mejor para sus niños?", afirmaba. Y su mierda político correcta también salía timorata, pero aplastante, cuando pronunciaba los motes de "breve como un viento en un canasto" o se complicaba para decir algo complejo o compremetedor:
—Con el permiso de las damas presentes y espero me sepan disculpar por lo que voy a decir, pero... los alumnos son criaturas en un proceso de desarrollo...
y uno quedaba preguntándose cúal había sido la parte terrible que merecía disculpas... La realidad no es así como esa disculpa remilgada. La realidad se parece más a una chuchada a priori bien dicha en el medio de un almuerzo familiar, algo así como cuando mi padre dijo:
—Mira ese gallo es un pobre y triste concha de su madre.... con permiso de la mesa...

Etiquetas: ,

Le ponís color

Le ponís color chuchetumadre a todas las hueás que aparecen en internet, porque está escrito que cada vez que un símbolo barato y raído se nos aparece ante los ojos el cerebro tartamudea una razón. Como si todo ese ejercicio desentrañador fuese muy distinto al absurdo al sin sentido. Pero en fin nos ahogamos en puras mares de signos queriendo desentrañar las algas marinas de las que hablaba Coloane, aquellas de miles de metros que se asientan en el lecho marino y llegan hasta la superficie estiradas como luengos y perturbadores seres vivos, pero en realidad no existen, porque Coloane escribía desde la comodidad de un escritorio tapizado con el cuero de una res muerta algunos años antes, como si ya importara quien fue ese animal o quien fue Coloane, o qué será de estas palabras colgando en el abismo del tiempo, esperando ser extricadas por la pura pasión de entender o comprender, a guisa de un Champollión eterno y cíclico que vuelve una y otra vez a enterarse de los menesteres de escribanos de antaño.

Etiquetas: , ,

Die alte

A veces escribíamos para no terminar reventados o quemados a lo bonzo. Cobardía frajuada en símbolos culiaos que heredamos de civilizaciones con emperadores hijos de dioses y que luego cacharon que los guarismos y las letras servían para echar andar el comercio. Y ahí llegamos nosotros como queriendo acabar con la cultura y la civilización metiéndonos en el corazón mismo de la duplicación del sistema, como si el che guevara hubiese estudiado contabilidad en lugar de medicina. A la mierda con las palabras, como decía Huidobro que tartamudeaba postmodernismo en sus cagás de poemas o el mismísimo de Rokha que escribía con la pichula empachurnada de ají color. Por eso se llama subversivo y no versivo, chuchetumare, aunque verso viene de versus rechuchetumare, decía el otro como queriendo profitar de la mierda. Cuando la mierda la quieran los ricos, cagamos, decía mi abuelo octogenario, al menos en mis recuerdos, porque la verdad que no era un hombre de muchas palabras. Un día condicionó regalarme un libro si respondía bien un interrogante. Como era una gramática de alemán, me dijo: "¿Qué significa 'die alte?' en aleḿan?". Ignorante se me enrojeció toda la cara y quedé mirando el libro de encuadernación verde en una repisa de su cuarto donde arrumbaba sus tesoros más preciados. Una semanas después terminé comprando en un negocio de anticuarios la misma gramática, pero era más antigua pues tenía los caractéres góticos llamados Fraktur, comunes en alemania pre-guerra, que los nazis eliminaron por ser letras de inspiración judías. Al final me quedé con libro, pero sin abuelo o me quedé sin abuelo, pero con libro.

Etiquetas:

El infaltable post dieciochero

Iba a ser la desdicha de mi alma, fulgurado en absurdos enlaces, coordenadas semánticas para los mas despiertos o los menos, sin embargo también es mi deseo no ser hostil ni palurdo, e invocar la sagrada gracia de lo más redundantes. Quédese afuera, si quiere, acá estamos los más fulgurantes, palurdos, e inminentes canallas de la sangre que nos sentencia al resultado más sofocante de la Chilenidad que nos embarga.

Viva Chile mierda para que podamos vivir en algún lado, y que no nos caguen tanto las potencias mundiales, seamos más potentes por acá y no le temamos a la crisis de la depletación del cobre, pensemos mejor que algún día no te van a cagar más y salgamos adelante, aunque probablemente nunca pase, y que sea así nomas, por la razón o la fuerza.

Mi volá

Mi volá siempre ha sido y será vertida en las mentes inocentes que con sus pupilas retraídas repasan las letras en este blog inmundo. Lleno de faltas de ortografía, anantapódotones culiaos, garabatos y herejías a montones. Esta literatura es espesa, lánguida, parchada como los hoyos tapados en las calles del tercer mundo. Esclavistas amontonando pobreza por este lado, mientras algunos disfrutan los beneficios de aquellos que robaron a destajo nuestras riquezas culturales y económicas. Los neohuincas, pero igual los queremos y les mandamos saludos. Y aquí seguiremos siempre, chantando la dura universal, onda Jullian Assange, pero de información absolutamente deleznable, lo más obscuro de nuestras almas a la vista de los cerdos.

Etiquetas: ,

Tatuaje

Cuando tenía 15 años descubrí una colección de revistas pornos en el taller donde trabajaba mi papá. Encontrarlas fue sencillo. En el taller había dos gabinetes con las tapizadas de fondo a tope con carteles y calendarios de mujeres desnudas y un tercer gabinete que tenía muy pocas. Detrás de esa inocente fachada, se ocultaban las revistas pornos.

Eran principalmente revistas extranjeras. Italianas con fotonovelas y mujeres de entrepierna peluda. Gringas con historietas pornográficas. Y había una que me llamó especialmente la atención que era de japón y tenía todas las tulas censuradas.

Sabía que era de japón, porque mi primo me había regalado hacía unos años un diccionario de japonés para poder escribir mi primera novela de ciencia ficción sobre un viajero en el tiempo que regresa a Hiroshima a rescatar personas, pero como nadie le creía decide rescatar perros vagos con una carreta. La novela nunca la escribí y tampoco nadie se salvó en Hiroshima.

Los símbolos y los dibujos de la revista porno me interesaban tanto como las fotografías de desnudos. Me fascinó un dibujo de una mujer que era recorrida por reptiles. Recorté algunos páginas de la revista y la dejé en su lugar para que mi papá no me descubriera.

Dos años después, llegó un amigo que era al mismo tiempo compañero de curso y vecino y me comentó que un compañero de liceo estaba aprendiendo a hacer tatuajes y necesitaba practicar.

Mi amigo decidió hacerse una rosa atravezada con una espada y yo decidí tatuarme alguno de los símbolos japoneses de la revista de mi papá. Al azar escogí el que me pareció más harmónico ignorando su significado.

Me lo tatué en la parte interna de la muñeca, para que no fuera vistoso por si quedaba mal y para poder apreciarlo tambíen por si queda bien.

El amigo de mi amigo nos entregó papel mantequilla y lápices grafito para poder trazar lo que quisiermos hacer. Tracé el dibujo lo mejor que pude. Luego con un desodorante en bola aplicó la marca de grafito en mi muñeca.

Si quieres hacer la máquina de tatuar más triste del mundo, debes seguir el ejemplo de este tatuador. Toma un tubo hueco de lápiz bic; introduce un alambre que debe ir enlazado como viela a una circunferencia que gira con un pequeño motor a pilas. Al cabo del alambre ata una aguja común y corriente con hilo de coser. La tinta china debes aplicarla sumergiendo el artilugio.

El tatuaje quedó bastante bien, con una silueta demarcada y vistosa, que se descoloró cuando la pus y la costra sanaron la herida.

Pero seguía sin saber el signifcado de la letra china o kanji que me había tatuado. En la biblioteca pública había un gran diccionario Japonés-Inglés, pero que no tenía una sección de kanji, sino solo el listado de palabras en japonés. Estuve toda una jornada, hojeando todas las entradas para identificar el signo que me había hecho.

Finalmente tuve suerte y di con el símbolo.
La entrada decía: 楽 (らく,  ra ku) comfort; ease.
Un revista porno me regaló un tatuaje que significa "alivio".

Etiquetas:

Las aventuras del Vicente, chofer de micros

En un puerto olvidado, encaramado en los fierros ajados de una máquina antigua, vivía sus agotados días, el viejo joven, Vicente.

Viejo, porque, aun cuando su cuerpo no sufría de las transmutaciones propias de quienes abandonan sus años tras el volante enhuinchado, su cerebro se había desgastado como huiros balanceados por la inexorabilidad del océano, y semejaba una arrugada pasa. Atrás quedaron esos sueños de viajes y emancipación, que durante años había anhelado. Ahora, por el contrario, su mente sólo antojaba conjugar la realidad a fin de que el resultado de esta operación fuesen placeres inmediatos y viscerales que le permitiesen sustraerse de la idea de que gastaría su vida en carreras alocadas hacia el mismo mecánico destino.

Es por eso que a pesar de haber cumplido recién los 30 años, su rostro equivalía al de un brutantesco primate furioso, capaz de prorrumpir en articulación de grueso oficio y de contenido genital o absurdo. Cuando no se hallaba, empujando manillas y equilibrando monedas, su mano encaramaba copetes que venían a expiar en algo su miseria.

Así transcurría su existencia, como un monótono recorrido a la vuelta de la rueda, pintarrajeado con algunas colleras cósmicas, pero que siempre finalizaban en la garita del patio de los callados.

Sin embargo, un día Vicente, el miserable esclavo del neoliberalismo, que es cadena invisible y cuyo vector se llama cultura, conoce un extraño ser que le venderá un artefacto, que hará que su existencia sea nunca más la misma.

Aquella tarde Vicente, con las chauchas y los choros ahítos de billetes se dirigió a la casa de Perezález, un anciano mecánico.
—¿P‘tah, on Juandro, no tendrá uhté porsiaca algún motor de partía desos mulas?
—Mira que tení donde sentarte, cauro. Hoy día mismeli se acercó un rucio chico y andaba ofreciendo uno, se lo compré artiro, paré que é rusa la marca, porque en mi perra lo había ubicao.

Don Juandro Perezalez se retiró a un cuartucho en medio del patio de su casa que estaba tapizado con Omo en cartón y de antiguas morenas de la vieja revista Bravo. Pero sobre todas aquellas sílfides, la más grande capitana, la Virgen, vigilaba la escena con su hálito de reina del puerto.

—Mire bien que yo soy corto de vista.
—Notá ná, eñó!
—A ver déjeme acordarme... ¡Gabrielaaa!

Una joven mujer, nieta del viejo Perezalez, apareció. Le ayudaba con la mecánica al pobre viejo que ya ni pensar podía.
—Agüelito, usté no compró ná el motor de partida, acuérdese que lo mandó a la punta del cerro al cabro chico.
—¿Ah?
—Espérate Vicente, yo sé donde viven.

Fueron juntos entonces a una casa desolada entre dos cerros. El camino estaba apenas dibujado, quizás por unos cuantos viajes.

—No sabía que se habían tomado la quebrada, ni tan al fondo.
—Estos son nuevos, la señora nunca sale y vive con un caballero en silla de ruedas. En las noche he escuchado sus gritos, parece que sufre de dolores.
Al llegar al montón de cartones y palos en desuso que era la casa, Vicente llamó fuerte:

—Aló...?
Un delantal apareció.
—Hola señora, el niño suyo andaba con un motor de partida...
—Sí, le llamó a mi marido.

El hombre en sillas de ruedas llegó manejando con mucha destreza por sobre un montón de tablas viejas y rotas, llevaba el motor en su regazo y con una mano encima lo acariciaba como si fuese un gato.

—Tengo el motor de partida pero ahora vale cinco lucas —dijo limpiándose unas babas con su manga sucia—. Vicente tomó el artilugio del porte de una caja de zapatos y que pesaba como dos adoquines de calle empedrada. Le llamó la atención la superficie, que se encontraba recubierta de una loza (según creyó) muy lustrosa y cautivante. Pero todo lo demás correspondía a un motor de partida de micro, de hecho el correspondiente a la antigua máquina que manejaba. Incluso estaba bien engrasado y los cables revestidos con un plástico muy nuevo.
—Lo llevo.

El viejo sonrió con su boca luminosa por las babas. Tomando el billete, se devolvió por donde vino. La dama del delantal se quedó como estupefacta mirando como se iban los visitantes cerro arriba. Pero como Vicente estaba más interesado en los gustos atractivos de Gabriela no se percató de cómo la casa se llenaba de una extraña luminosidad, a pesar de no tener electricidad ni humo que delatara una fogata encendida. Casi muerto llegó arriba, agarrotado por la difícil subida y las ansias más ocultas. Deseaba literalmente tomar a aquella mujer que tanto apasionamiento le producía.

El calce fue preciso. Los tres pernos hacían perfecto a los agujeros del chasis y pronto estuvo listo el lustroso motor de partida en su cacharrita. Salió de debajo de la maquina y de un solo envión se subió y dio partida al motor. Estaba una joyita pensó y trató de volver donde la muchacha para invitarla a probar la vuelta. Pero antes de articular palabra, se detuvo ante los ojos petrificados de la morena, quien como adivinando las intenciones lo liquidó con una mirada durísima. El viejo fue más condescendiente y le despidió por entre el portón de su terreno.


Se dirigió entonces a comerse algunos sanguches ‘onde Batuco, cerca de la garita. Allí se encontró con Marcelo, el chelo que besaba el cuello de una cerveza.
—Tai curao chelo hueón. —el chelo era su gran amigo de la infancia y la adolescencia. Juntos habían vivido poblando el país de los anhelos y la esperanza hacía muchos años. Pero ahora eran sólo la sombra de aquellos jóvenes ágiles y despiertos.

El chelo bebía demasiado y engañaba a su mujer con una secretaria de la garita de micros, que en realidad era la despachadora. Aquella semana su mujer se había ido de la casa abandonándolo a él y a sus dos hijas adolescentes.

—Vente a tomar un copete conmigo, Vicente por la chucha. Si me veí pal pico es porque se fue la Denisse. Hoy día fui a hablar con ella, incluso, me arrodillé delante del hueón con que se fue, pa que la dejara tranquila. Y sabí qué, son los espíritus malignos la que se la llevaron, Vicente. La mamá de este culiao es bruja, dicen. Y me hizo el mal la vieja. Eso dicen en la comunidad cristiana.

—¿Estay yendo a los canutos, Chelo hueón? —El Chelo esbozó una sonrisa. Creía que las iglesias cristianas evangélicas eran guaridas de chismes e invenciones.

—No te riái Vicente... Hay mucha verdad que está velada para quines no pueden abrir los ojos al señor. Muchas personas muestran una cara para el resto y esconden sus intenciones verdaderas. ¿No era verdad que a tu mismo taita le hicieron mal ojo?

Vicente se quedó callado. Su padre llegó a tener un buen número de máquinas en la línea. Era el segundo que más tenía, pero en la compra de una flota de diez chasis, lo estafaron dos empresarios colegas. Perdió todo al cabo de diez años y se volvió alcohólico al igual que su amigo. En cambio los colegas que lo estafaron son ahora grandes dueños de máquinas y dirigentes del gremio regional. No obstante, no culpaba a un trabajo de brujería el destino de su padre si no a su confianza en quienes lo engañaron.

Sin querer seguir peleando tomó a su compadre de un ala y se lo llevó del bar onde Batuco. Se subieron con mucha dificultad a la máquina. El olor a trago del Chelo era insoportable así que decidió ir a dejarlo a su casa. De bajada comenzaron los problemas.

En todo ese rato se había olvidado del motor de partida y de que la máquina se encontraba en rodaje. Al querer pisar los frenos la máquina inyectó más velocidad. Vicente casi se murió del susto pero pudo controlar sus nervios. Voy a morir, pensó. No podía saber que el motor de partida cobraba un fulgor cada vez más luminoso y que parecía una pieza de acera en una fragua apunto de bullir. Abrió bien los ojos e intentó detener la máquina, por medio del embrague.

No funcionó y la pared dura de un murallón blanco se hacía cada vez más grande. El chelo y el Vicente se abrazaron en su terror. El primero pensó en su señora y sus hijas y el segundo en cómo quedarían los chasis de la maquina y el suyo...

Continuará algún día...


Etiquetas:

Destruido, en detrimento...

Destruido, en detrimento de tus pares fuerza a abrir por la boca ancha de la desidia los últimos preceptos conjurados por el ser divino, y el culiao ni vino. Quizás otro día será. Y hasta entonces esperar con la cara llena de risa. Se fue más allá de donde podía, pasó la línea, y a su vez se contaminó con todo casos de ostras de entuerto derrota derrotero. De regreso volvemos después de unos comerciales para fumar pasta. Alegría, alegría. Celebro la ocasión. Cuando cierre el círculo de la deshonra ya no quedará nada de mi persona y de mi literatura. Algunos verán en las letras todo tipo de mensajes. No busque weas que no le van a servir. Si por suerte se cruza con estas líneas, que sean su paso de zebra para realidades más bacanes. Y si no mala cuea. Otra desilusión más no será ni la primera ni la última. Rabia de lector traicionado. No ameritaba perder tiempo pasando mis ojos sobre este montón de mierda. Eso le pasa por confiar en su mente. Dígame alguna cosa que no sea culpa de su mente. Una. Lo que pasó es más bien un accidente, un cruce de trayectorias, ya que las palabras nacen para ser escritas, no para ser leídas. Ahueonado.

Etiquetas: , , ,

Predicciones para el 2012

Nadie escribirá otro artículo en Cornucopia, por lo que los gobiernos mundiales acceden a liberar a los oprimidos de sus históricos yugos. Las deudas son olvidadas, las personas deciden abandonar sus posesiones materiales, sus atavismos y sus ropas, y todos miran un nuevo futuro en bolas.


Justo cuando se consolida la revolución existencial del mundo, cae un cometa que hace recagar todo vestigio de vida de la faz del planeta.

De esa manera, los astros siguen sus cursos normales y el universo olvida que alguna vez existió aquella cosa que denominábamos realidad.

Traducciones de la tierra: Equinoccio por Joy Harjo

Equinoccio por Joy Harjo, 2002
Traducido del inglés.

Si no dejo de irrumpir en la historia,
terminaré con el garrote en la mano
y el humo lacerante encumbrándose hacia el sol,
Tu nación muerta a un lado.

Sigo alejándome, pero ha sido una eternidad
y de cada gota de sangre
se levantan los hijos e hijas, los árboles,
una montaña de lamentos, de canciones.

Te cuento esto desde el atardecer de un pueblo en el norte
no muy lejos de donde nacen los autos y la industria.
Los gansos regresan a aparearse y los azafranes
han traspasado la corteza fría de la tierra.

Pronto vendrán por mí y responderé
ante el gran juzgado del destino. Sí, responderé en el estrépito
del nuevo mundo, que he abandonado mi adicción a la guerra y el deseo.
Sí, responderé que he enterrado a los muertos

y he inventado canciones de sangre y médula.

El Toki pona

El accidente ocurrió rápido así como sus consecuencias. Un atropello, el fuerte golpe a la cabeza si se quiere ser majaderamente específico, le hicieron olvidar su idioma. En cosa de horas se esfumaba un arte que había demorado 30 años en perfeccionar.

Quienes lo fueron a visitar al hospital se quejaban de los extraños sonidos que emanaban de su boca. Era como si hablase en otra lengua. Después de consultar unos antiguos diarios de medicina, el doctor pudo dar con un diagnóstico: amnesia retrógrada con compromiso de las zonas del lenguaje.

Como era evidente al tratar de entablar una conversación, había perdido la capacidad de utilizar la lengua materna. Y esa verborrea correspondía a una segunda lengua que aprendió de adulto. Su esposa recordó que le interesaban los idiomas artificiales, como el esperanto o interlengua.

Buscaron en internet la voz que más repetía. "Toki pona" resultó ser una lengua inventada por una canadiense en 1980. Hablaba un perfecto toki pona, y de hecho no recordaba, valga la comparación, que hubiese sido aprendido tan bien.

El toki pona tiene la característica de la simplicidad. En lugar de utilizar sofisticadas (palabra que originalmente significaba cuestiones de un falaz) arengas para convenir la realidad, se enunciaba lo justo y necesario, por medio de un vocabulario de 123 palabras.

De hecho el nombre del idioma era en sí uno de los más grandes proverbios de la cultura toki pona, cual es, "hablar es simple y bueno". Quienes lo rodeaban debieron consultar manuales en internet y ensayar oraciones para poder entablar conversación con su amigo y familiar.

-Sina pona?
-Mi pona.
-Pona?
-Pona.

Eran el tenor de las conversaciones que se sucedían entre Eleuterio y su señora, quien documentaba y traducía al español estos intercambios.

-No es verdad que te encuentras bien?
-Es verdad.
-Acaso no es de buena ventura la condición que me has revelado...
-Sí, ciertamente es de la característica que mencionas.

Poético, en suma, poético. Decían quienes leían luego las traducciones, tomando razón que el lenguaje es el mayor ingenio que pudo crear el ser humano.

Etiquetas: ,

Kaweshkar atómicos

El argumento era sencillo, firme e irrebatible. ¿Quién se tomaría la molestia de averiguar sobre un idioma casi extinto, aprenderlo en sus múltiples facetas para refutar mis ideas? Además, incluso si alguno de los estudiosos, contados con los dedos de las manos, lo enfrentase alguna vez, podría fácilmente acusarlo de sesgo científico o de prejuicio etnocentrista. Así de fácil era la labor de dar voz a los sin voz.

Decidió utilizar el qaweshqar. El solo nombre de este grupo de transhumantes que vivieron por milenios en los parajes más extremos del sur de chile era todo un misterio para la mayoría de sus compatriotas, que preferían el nominativo alacalufe, comeconchas, un insulto bien-intencionado por parte de los yaganes.

No necesitaba estudiar su idioma a fondo. Le bastaba con alguno de esos listados, que se atrevieron a garabatear los marineros ingleses para poder comerciar con ellos, para poder alimentar muchas de las conjeturas que le hacían perder el tiempo.

Comenzó a escribir entonces su investigación:

"Es sabido que la sabiduría de los pueblos canoeros de chile se dio a la tarea de recurrir a metáforas de elevado intelecto para referir a la aparente simplicidad de su ecosistema. Si bien ha sido muy poco el sustrato que ha podido llegar hasta nuestros atentos tímpanos y retinas, hemos podido dilucidar un menguado ápice del monumental misterio que rodeaba a estos eternos imigrantes de la eternidad austral."

Excelente para comenzar el estudio: críptico y autosustentable, merced las pomposidades del idioma de Valdivia. Luego comenzó a recuperar algunos conceptos e ideas. Continuó con una sonda al intelecto:

"Los qaweshqar no tenían término para definir flagelos como la bomba atómica. Su infinita sabiduría les previno de inventar tales vocablos y así mantenerse siempre fuera del escopo de las calamidades. No así el hombre moderno que tiene nombres que sacían hasta el colmo su deseo de extinción..."

Pensó en las conferencias y en los rostros fascinados descubriendo sentido en cualquier atolondrado dato que les lanzara. Podría haber más de alguno que disentiera, pero estaría preparado, ¿quién puede refutar una imagen o un audio?

Por eso, debía sazonar su argumentación con materiales curiosos. Oh, si tan solo pudiese recordar el nombre de esa última qaweshqar (o era selk'nam, en fin...) que pudo ser grabada meses antes que falleciera y con ella un pequeño anaquel de la gloriosa biblioteca oral kaweshkar. Si solo pudiese hacerse de esas cintas, que con voz de infinito narran de otras distancias y antigüedades...

Podría incluso decir que la había conocido y que merced a su extenso trato y amistad, llegó a conocer sobre el otro modo de existir; más simple, sin las ataduras de cables y el deslumbramiento de pantallas.

Abrió el internet y tecleó las palabras claves: "última mujer selknam".

La tecnología le dio su respuesta.

Etiquetas:

La Media Vuelta

Llegamos a lo más profundo de este abismo. Ya nada queda más allá. Cercanamente, a solo pasos, la entrada truinfal de la nueva literatura lo hace de este modo. No otro. Así de coaticos volvimos a las andanzas multifuncionales de nuestra literatura espontanea. Con el pie espontaneo que pisa mierda, se gesta el devenir ipsofacto, ad valorem y de un paraguazo. Así de brigidos, concatenando sentido en la dirección correcta. la de este viento vital. Me veo más alla. Espontaneo y cercenador, la nueva pluma rompe los mundos y con ello a los inmundos. Como un Dios errando, dejando la pura zorra adrede. Y que así sea su voluntad entonces, en el máximo de los egoismos. Sentirse divino, y de repente, se acaba. Llega alguien a cortar la entrada. Entonces nos despedimos, quizás algo vimos o de algo te acordaste. Cercenado e inmundo, el cadaver del recuerdo muere de nuevo frente a tu ojos. Ya no quedaba nada más de este regreso. Quizas nunca me fuí. Me dormí y desperté. Y al otro lado estaba yo.

Etiquetas: , , , ,

Vaquero culiao forzúo

Cuando estudiaba teatro, en la universidad católica, mi profesor me dijo que la poesía era una chaqueta ancha que podía albergar muchos cuerpos. Me decía que la poesía era como un mojón helicóide asentado en el medio del salón principal de la universidad. Una hedionda manifestación bajo la mirada desconcertada del millar de espectros universitarios idiotizados en sus labores diarias. Pero, yo, más cursi casi, me inclinaba a creer que el acto poético se trataba de un cliché que hacía zumbar hasta las raíces de las muelas. Para mí, la poesía eran los labios de la mujer del tiempo anunciando la película charcha de las 10, o quizás el abrazo copulatorio de la ochota y el combo () bajo el sino del lucero trágico, ensagrentando ya por el manto último de un sol en extinción. Y ahí, derrotado, ya sin palabras, me ponía a ver los ajusticiamientos de chechenos a manos de los rusos, como si esas muertes fuesen parte de uno de esos celuloides que me abotagaron las pepas de pendejo, y me hicieron soñar con el vaquero culiado forzúo que remata salvajes por el mundo, como si volase a horcajadas sobre su caballo sarnoso y el mundo fuese menudo como un pequeño rancho.

Waiting Monito


I come back...come back
you see my return
my returning face is smiling
smile of a waiting man...
I be home soon soon soon
soon cry on your shoulder
your shoulder against
my burning tears
tears of a waiting man...
one two three four one two three...
I wait every moment
I wait
wait for my chance
I wait for my friend to say
hello
you waiting man
feel no fret feel no
fret feel no fret
you can wait and feel no fret
and so I wait so I wait
so I wait so I wait
My return face is smiling
be home soon cry on your shoulder
tears of a waiting man
every moment wait for my chance
my friend say hello feel no fret
you can wait and I wait and I wait
and home I am...

Letra y música: King Crimson
Monito: fiestoforo.cl

Epitafio

Sí, tú me mataste
cuando me pediste perdón
por el daño que me harías

Me mataste,
cuando dijiste que era yo
lo que siempre buscaste

Tú me mataste,
cuando quisiste llevarme
contigo hasta el fin del
mundo

Me mataste,
cuando me advertiste
que no buscara abrigo
en tu seno

Y ahora,
¿me darás al fin sepultura?

Etiquetas: , ,

Qué hago para no sentir tanto dolor?


Respuesta: http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20080711151539AA4aIw8
Visita cornucopiados!

Etiquetas:

El extraño caso de la muerte súbita del Intérprete (parte 1)

Dejame tranquilo, dejame pensar…. Dejame decirles lo que sé




El público, generalmente bullioso, enmudeció ante el mensaje inesperado

Aquel silencio espontáneo y prolongado acallo hasta al orador. The interpreter screw it up! He thought, prosiguio con su speech.



“Yo lo maté, disfruté viendo su sangre derramada en el suelo, sus sesos esparcidos por la alfombra, y su cara de snob”



La audiencia comenzó a voltear sus cabezas hacia la cabina. La expresión del interprete les sorprendió tercermundistamente. Estaba pálido como una hoja. Había estado interprentando toda la mañana y no habia alguien para reemplazarlo. La colega finlandesa había notado su desazon. En varios instantes sintio la tensión del divagar. De sentir que las palabras, tan sutiles, se escapan en un vacío semántico, mas alla de donde sus ramas cognitivas se asoman. Le hizo señas para que saliera de su trance. Pero el interprete estaba muy lejos. Incluso mas alla de esta conferencia. En su mente, estresada hasta el paroxismo, dejaba caer una fila de semas cargadísimos al microfono. Cansado de pensar como traducir “accountability”, si será mejor para el contexto usar “responsabilidad”, aunque aquella palabra no convenciera al maestro que le enseño el camino del interprete, como usar aquella katana ancestral para cortar el queque semántico. “Es mejor decir obligación de dar cuenta” es lo que decía el maestro. Pero no era momento de entrar en aquellas vacilaciones. Ya habian pasado 5 o 6 frases y su análisis se perdía en la profundidad del absurdo. Miraba los ojos del orador, hasta que perdió la capacidad de entender lo que él decía. Dejó que algo tomara la narración interpretativa. Entonces, aquellas palabras salieron de su boca. Despues de eso, se desmayó, boto la cabina, produciendo un ruido infernal en los receptores de señal corta.



Y murio.

Etiquetas: , , ,

El idioma del silencio

«Los humanos son tontos.», dijo la criaturita, mientras sumía sus dos ascuas en la inmensidad del cielo. «Creen que tienen un hermoso idioma, lleno de formas para poder expresar sus necesidades y también aquello que han denominado "verdad". Jaja, río con ganas, al pensar que esa menuda palabra "verdad" no es mucho más distinta de "culo" o incluso de una tan simple como "es". ¿Cómo pueden creer entonces que sus secreciones verbales sirven para describir algo?»

---

«Las criaturitas, si es que las puedo definir en una cofradía, tenemos el otro idioma, que es distinto del que balbucean los humanos. ¡Vaya si lo es! Es un idioma que no tiene vocales, pues no se necesitan. Las vocales solo sirven para exagerar aquello que se puede decir en voz baja, suavemente sin perturbar los sonidos que pueblan la natura.»

---

«Tampoco tenemos consonantes, pues son meros obstáculos para la expresión infinita. Nuestras posibilidades crecen más allá de la floresta de penumbras: porque es el silencio el elemento que une la arquitectura de nuestro idioma.»

---

«Hay silencios abruptos que declaran cuando nos damos cuenta de quienes somos realmente y qué hacemos en el mundo.»

---

«Otros silencios son parsimoniosos y dan cabida a la reflexión del otro. Con esos silencios pesados y brumosos damos a entender que comprendemos que no somos uno sino muchos.»

---

«Hay un silencio añoso, casi sempiterno. Es el silencio que sirve para dar a entender que has comprendido todo esto finalmente.»

---

«Ah, pero que difícil es para un duende tratar de hacer entender esto a un humano...»

Etiquetas:

Sr.Sistema V-Polar



WENA CORNUCOPIA

Otra cita

"A parent's only as good as their dumbest kid. If one wins a Nobel Prize but the other gets robbed by a hooker, you failed."

-Justin's dad (http://twitter.com/shitmydadsays)

"La valía de un padre se mide de acuerdo al peor de sus hijos: si tuviste uno que fue elegido Presidente de la República, pero el otro es un bohemio, farsante y vividor, debes considerarte un fracaso."

-Lucifer, mientras jugaba a las cartas con José Piñera Carvallo (padre de Sebastián y Miguel) y escuchaba las noticias sobre el triunfo electoral de nuestra excrecencia...

Etiquetas:

look and feel


Una nueva cita original del miserabilismo

"No te dejes engañar por quienes visten de generosidad su egoísmo"

Etiquetas:

Más citas

"Somos polvo de estrellas"

-Los hijos de Nicole Kidman y Tom Cruise

Etiquetas:

Otra cita de aquellas

"Soy una cosa inefable"
-El sentido de la vida

Etiquetas:

Universidad de la Rocha

El tamaño de tu pene es el tamaño de tu erección.

Visita www.santothomas.cl

Etiquetas: ,

Efemérides

5 de noviembre de 2009

Norberto se encontraba revisando sus cuentas tras interminables horas de trabajo aquella jornada. Su cerebro embotado lo obligaba a hacer ingentes esfuerzos por concentrarse en comprender el porqué de tamaña diferencia entre los resultados de una suma y de otra. De pronto, algo hizo clic en su cabeza, un escalofrío recorrió su espina dorsal y un calorcillo empezó a brotar de sus mejillas sonrosadas. En su mente desfilaban recuerdos brumosos de luengas jornadas laborales a merced del hambre y del sueño, presa de calambres corporales, noches insomnes, días calurosos y una extraña sensación de pánico. Puso fin al carrusel con una exclamación: ¡Me han estado cagando, por la mierda!

Etiquetas: , ,

Manso fenómeno de iridiscencia


Fotografíado en Santiago del Nuevo Extremo, sin smog después de la lluvia.
http://en.wikipedia.org/wiki/Irisation

Etiquetas: ,

Cita gloriosa del milenio!

"La vida es un paréntesis absurdo entre una nada y otra nada"

-Guionistas de serie de televisión española, joer!




"Life is an absurd hiatus between one void and another"

-Spanish television series script writers, olé!

Etiquetas: , ,

Las 1000 muertes de Eleuterio Rojas - #0002

El misionero hundió lentamente sus pies en la batea de agua caliente que le habían preparado algunos nativos cristianos de Molokai: "No está muy caliente", le espetó a su siervo, ignorando el vaho que escalaba por la penumbra de la chosa. No esperó réplica alguna; un escalofrío galopó por su espalda anciana y se dio cuenta, el Padre Eleuterio, de que por fin las alas veloces de la lepra habían llegado a tocarlo. Ni la probable canonización, ni las caderas polinésicas de los aborígenes le devolvieron la sonrisa amplia que había tenido hasta ese entonces.

Etiquetas:

Las 1000 muertes de Eleuterio Rojas - #0001

Qué triste espectáculo daba Eleuterio. Allí en el suelo como una insecto desarmado, con toda su relojería saguinolenta repartida. Por aquí las hojazas de pan y el café desparramado. Acullá las masitas que tanto le gustan a su señora y el diario vespertino que ya no podría leer. Acá mismito, el celebro goteando de a poco... quién iba a pensar que un conductor al volante giraría más rápido que de costumbre, perdería el control del vehículo, y arrollaría al pobre Rojas, quien sólo había ido a comprar el pan al súper y deseaba más que nunca rematar el viernes, la laboriosa jornada de siete días, tomando té con su esposa...

Etiquetas:

El Libro Interminable

Gallarda osadía aquella de procurar la sinrazón en las mentes de mi gente. Vamos ahora, mi gente, y péguense dos balazos en el mismo hoyito. En la sien. Bien mandados en el celeuro. Aquellas palabras recónditas fulguraban nuevamente ante mis ojos llorosos. Angustiado de por vida, arremeto garabatos inteligibles en hojas eternitáreas, que se extienden por medio de los escapes de la realidad. Entonces, el atroz ritual comienza, en el cual maldigo a los seres con mis estatutos impíos. Ellos supieron de esto, de la Traición, por lo que me desterraron en mi cerebro, dejándome en pasajes escabrosos donde se gestaba la más horrenda de las herejías. Era mi testimonio. El testimonio del desterrado, el que sentenciaría sus cabezas a una muerte miserable, rodeada de oscuras sombras de espíritus moribundos.

Yo no quería, pero la muerte sobrevino en su momento, y se llevó todo lo que parecía vida del mundo, persecula seculorum.

Then, the language became one and only. No more dissidence. My left lobule was completely erradicated. I felt like a piece of shit after they took my Spanish away. How then, I said, would I meant without a language that is so miserable by its very nature. But I was not any more miserable that those who lost both lobules, and now roam like zombies over the shapes of the earth. Their oaths are furious and they walk around aimlessly. Started to move across the unexact universe that surrounds me like I was a baby, crawling through the carpet to the balcony.

Coprolalia (aportes de los actkqueanos son bienvenidos)

Defecar
-Hazte caca gil culeco
-Me cago en la teta de María
-Ni cagando te presto plata
-Cállate y no la cagues más
-No sean cagados y presten plata
-La cagó medio a medio
-Me cagaron con el vuelto.
-Más cagón, ni pudo levantar el saco de papas!
-El viejito está todo cagado en el hospital.

Hitos
-Ese mojón cree que se puede meter conmigo
-Esa mierda vale callampa
-¿qué se cree la/el mierda?
-Se hizo un lulo y se quedó dormido

Flatulencias
-Me salió al peo
-Chanta un pedo en la tula
-Andamos a saltos y pedos
-Duró menos que peo en canasto

Etiquetas:

NUNCA ANTES VISTO: Cita virtuosa de la historia cornucopiana

"Isn't it peculiar that people is paying money to go and see horror movies, why don't we start writing scary music? That was the beginning..."

-Ozzy Osbourne recalling Tony Iomi's words during the first days of Black Sabbath

"¿No encontrai cuático que la gallá suelta billete pa' ir a ver películas de terror? ¿Y nosotros por qué no cobramos por meterles cuco con la música? Así no más empezó la cosa..."

-Froilán Ossa, rememorando lo que le dijo su socio Tito Vega justo antes de que inventaran la cumbia satánica

Etiquetas: ,

Pobreza

Pobre de recursos
Pobre de palabras
Pobre de modestia
Pobre de empatía
Pobre de vergüenza
Pobre de misericordia
Pobre de verdad
Pobre de ilusiones
Pobre de sed de vivir
Pobre de ser tan pobre
Pobre de entendimiento
Pobre huevón pobre

Etiquetas:

Volveré

Volveré yo a las miserias de antes?
Cuando podía voltear mi mirada al cielo cruzado de nubes rojas
Cuando envenenado del vino más barato deglutía lentamente las más deliciosas sopaipillas...
Cuando el viento me enfriaba las comisuras de los labios y sentía que estaba rebozante de vida como nunca...
Volverán las timoratas osadías, los arrebatos doblegados, aquellos anhelos de tierno constructor de sueños?
Mientras espero una micro para ir a la pega, me pregunto.

Etiquetas:

El último pan con palta

Me disponía a preparar el último pan con palta de la temporada. Allí sobre el frío, se encontraban las dos frutas como negras gónadas, dispuestas a entregarme su verdoso contenido. Más mayúscula fue mi sorpresa al enterarme que su corazón era duro e impenetrable como la compasión de un Dictador frente a la lista de pro-indultados.

Allí recordé la frase del idioma miserable que uttereábamos con mi compadre cada vez que el aciago destino nos tendía una de sus trampas:

[weón palta no é] : [Miserable é].

A diferencia de las leyes de murphy que establecen que si algo malo puede ocurrir con seguridad ocurrirá, la wea miserable no postula axiomas baratos que se puedan recolectar en listados de dudosa comicidad. Es ingenio de la hueá miserable advertir que no hay ley posible ni recurrente paradigma en las vicisitudes que acaecen sobre nuestras cabezas vencidas, sino un devenir absurdo y caótico de deseos truncados.

Etiquetas:

Cita paradójica de la semana

"I've failed over and over and over again in my life and that is why I succeed."

Michael Jordan

"Fracasé una y otra vez en la vida y así fue como triunfé".

Miguel Jordano

Etiquetas: