El infaltable post dieciochero

Iba a ser la desdicha de mi alma, fulgurado en absurdos enlaces, coordenadas semánticas para los mas despiertos o los menos, sin embargo también es mi deseo no ser hostil ni palurdo, e invocar la sagrada gracia de lo más redundantes. Quédese afuera, si quiere, acá estamos los más fulgurantes, palurdos, e inminentes canallas de la sangre que nos sentencia al resultado más sofocante de la Chilenidad que nos embarga.

Viva Chile mierda para que podamos vivir en algún lado, y que no nos caguen tanto las potencias mundiales, seamos más potentes por acá y no le temamos a la crisis de la depletación del cobre, pensemos mejor que algún día no te van a cagar más y salgamos adelante, aunque probablemente nunca pase, y que sea así nomas, por la razón o la fuerza.

Comenta!:

Blogger Fiestoforo dijo...

Miserablemente contingente y coyuntural...

7:12 a.m.  
Publicar un comentario

<< Pa la casa!