Agradezco a la empresa por darme la posiblidad de comer y extraer mi mierda...

Año 2095, empresas Monsanto había logrado modificar genéticamente el aparato digestivo humano. Ahora en lugar de extraer nutrientes, el cuerpo humano era capaz de procesar materias primas funcionales a la economía. Un hombre podía comer piedras y separar los elementos necesarios.

La conversión progresiva de la especie humana llevó a que en menos de dos generaciones los seres humanos ya no cagaran, sino material esenciales para la producción económica.

Si bien todos los seres humanos podían cagar materias primas, se especializó una clase en la administración de estos recursos y otra en su producción.

La clase administrativa dueña de las empresas podía revertir el proceso genético y restituir su sistema digestivo. Esto posibilitaba degustar manjares, etc.

Millones de "cagadores" debían afiliarse a una cagampresa para poder descargar sus desechos que serían revendidos en los mercados internacionales. Si una persona no cagaba en dos meses, moría por un choque eséptico. El culo de los cagadores estaba controlado por un prensaestopas, cuya válvula era controlada por la cagampresa respectiva.

La cultura giraba entorno a lo que habíamos perdido: la mierda. Quienes poseían las empresas podían someterse a una restitución del sistema digestivo y disfrutar de los manjares.

Casi todos elogiaban este sistema: "Yo estoy feliz, yo incluso le agradezco a la empresa por darme la posibilidad de comer y extraer mi mierda..." "Pero esa mierda la ocupan para ganar dinero... sin esa mierda..." "No! Te digo no me interesa que hagan con mi mierda..."

Comenta!:

Blogger Translaughter dijo...

Buena Fiestoforum, se agradece la crónica ominiosa de los devenires capitalistas.

Saludos,

T is for Translaughter

6:08 p.m.  
Publicar un comentario

<< Pa la casa!