Efemérides

5 de noviembre de 2009

Norberto se encontraba revisando sus cuentas tras interminables horas de trabajo aquella jornada. Su cerebro embotado lo obligaba a hacer ingentes esfuerzos por concentrarse en comprender el porqué de tamaña diferencia entre los resultados de una suma y de otra. De pronto, algo hizo clic en su cabeza, un escalofrío recorrió su espina dorsal y un calorcillo empezó a brotar de sus mejillas sonrosadas. En su mente desfilaban recuerdos brumosos de luengas jornadas laborales a merced del hambre y del sueño, presa de calambres corporales, noches insomnes, días calurosos y una extraña sensación de pánico. Puso fin al carrusel con una exclamación: ¡Me han estado cagando, por la mierda!

Etiquetas: , ,

Comenta!:

Blogger Fiestoforo dijo...

Pobre Norberto, casi se va pal otro lado!
Está bueno.

9:05 a.m.  
Publicar un comentario

<< Pa la casa!