Una nueva esperanza

Íbamos a estar cagados por el resto de nuestras vidas, pero entre tanto capítulo perdido de esta existencia surge una pequeña esperanza como las flores caducas de la primavera. Una esperanza que ante tanta wea miserable que nos sucede a diario nos lleva a tener la certeza que lo que nos sucede no puede ser un evento eterno. En algún momento debe haber un cambio que agreda la estructura inhóspita de la realidad y a su vez cree un espacio para escondernos como ratas a pasar piola y roer rápido esta estructura inmunda que denominamos realidad. Será entonces como despertar de un sueño y abrir los ojos ante la vida de verdad.

Etiquetas:

Comenta!:

Blogger Fiestoforo dijo...

Detrás de cada esperanza, es esconde la miseria: "Esperanza" es anagrama de "Apresa (el) zen"...

7:10 a.m.  
Publicar un comentario

<< Pa la casa!