El cucho and Yoda

Mis suegros cuidan mi gato siamés llamado Yoda. Este gato es obeso mórbido. El "gatito" no come desaforado, al menos cuando uno lo está mirando. El veterinario dice que es por culpa de su metabolismo, un poquito más lento. A su vez, en el campo, donde vive mi hermano, hay un gato samiés, llamado Cucho, que al modo de Buck, el perro cuico protagonista de la Llamada de la Selva de Jack London, pasó desde una vida acomodada, bebiendo agua mineral sin gas y sin sodio, a una existencia agreste y dura, en la dureza del campo, temiendo por su vida a cada instante, producto de perros salvajes, heladas y picotasos de gallos celosos. Tantos peligros ha debido sortear el Cucho, que se cultivo en un gato esbelto como un náufrago en una isla desierta.

Comparación esquemática del Cucho [Derecha] y Yoda [Izquierda].
Nótese la masa corporal del segundo


En una visita a la casa de mi hermano, mis suegros llevaron al Yoda, mi gato mórbido, en su cajita para que compartiera con ellos una semana de vacaciones, en la tranquilidad de la naturaleza rústica.

El Cucho, gato grácil pero escualido quedó atónito al ver al Yoda. Jamás había presenciado tanta voluptuosidad y abundancia. Durante toda esa semana el yoda recorría con cuidado la casa y el cucho atrás le miraba cauteloso también.

Cuando se fueron mis suegros del campo, tomaron al Yoda y lo pusieron en su cajita. Se despidieron e incluso generosamente le dejaron comida al Cucho, de esa engordadora que come el Yoda.

Pásmados de sorpresa quedaron al llegar nuevamente a la ciudad capital. En la maleta del auto se oyó maullar un quejido. ¡Era el Cucho! Se había ido de polizón en el auto, huyendo de la extremura del campo a la comodidad citadina que vivía el Yoda.

El cucho parece el hermano menor del Yoda.
Ambos comparten en este momento la comodidad citadina.


Ahora, al cucho le tocó su vacación y parece no extrañar la ruralidad todavía.

Etiquetas: ,

Comenta!:

Anonymous el mismo dijo...

me cagué de la risa con tu gato obeso mórbido

12:49 p.m.  
Anonymous el mismo dijo...

me cague de risa con tu gato morbido

12:50 p.m.  
Publicar un comentario

<< Pa la casa!