Desde San Pedro de Atacama

He aqui, hermanos, les traigo el mensaje desde el desierto. La voz que clama se seca de a poco, y su guerguero resquebrajado describirá a continuación lo mas remarkable de este exótico destino.

Para empezar, es un pueblo que se ha quedado en el pasado, a excepción de los muchos sistemas que sirven para sacar plata a el inmenso flujo de turistas que recorren esta tierra en busca de unos cuantos paisajes que pegar en sus decaidas memorias. Una pequeña fotito donde salgan sonriendo para dar cuenta que los años de trabajo le sirvieron para darse el gusto de venir a ser descuerados como pollos por los rapaces entes que se alimentan del turismo. Son ellos entonces, las vacas y gnus que se aprestan a ser devorados por los depredadores que caminan por estas tierras.

Es una tierra de contrastes, donde dentro de una casa de adobe que se derritiría en horas bajo un vendaval se pueden encontrar computadores con internet, bicicletas para arriendo, artesanía, caballos para recorrer los puntos algidos que se consideran los atractivos de la zona. Esta, por ejemplo, el Pukara de Quitor, que fuese una fortalezade los Lickarantay (indigenas denominados por los españoles como atacameños) . En este lugar se pueden ver los cerros de peñascos que los guerreros utilizaban para defender su posicion de los incas y de los españoles. Si usted quiere entrar a esta fortaleza, tiene que pagar una entrada de 2000 pesos.

No se pierda el próximo capitulo que incluye mas detalles sobre la aventura de su servidor en estas tierras lejanas, Chau.

Etiquetas:

Comenta!:

Anonymous Anónimo dijo...

Ya po y el otro capítulo. Esperamos con ansias a nuestro corresponsal estrella
Salud!

9:04 a.m.  
Blogger Fiestoforo_2 dijo...

Ya po y el otro capítulo. Esperamos con ansias a nuestro corresponsal estrella
Salud!

9:05 a.m.  
Publicar un comentario

<< Pa la casa!